Puerto Velero

La presión de la ciudad, la rutina y el estrés en el trabajo hacen que perdamos el horizonte, y sin darnos cuenta entramos en un circulo de monotonía que limita nuestras capacidades físicas y mentales. Sin perder un solo minuto hay que tomar decisiones, y así fue como comenzó un viaje hacia lo desconocido, un día cualquiera, con una simple pregunta, y cuya respuesta positiva fue la chispa que inicio este recorrido.

Las expectativas eran infinitas, de repente una extraña sensación de ansiedad se apodera de nuestros pensamientos, todo gira en torno al inicio de la aventura. El día llega, subes a un avión, aun sin conocer el destino final, todo es oscuridad, pero extrañamente durante el vuelo se reduce la tensión de los días anteriores y la calma es ahora la fuerza dominante, ya no hay vuelta atrás, hay que asumir el reto y esperar los resultados.

Finalmente, luego de un corto recorrido por tierra, en el que fue necesario salirse del camino para tomar una vía destapada, es posible contemplar un conjunto de chozas hermosamente organizadas dispuestas a lo largo de la playa, en su interior una mesa y algunas sillas a la espera de ser tomadas por los visitantes, los lugareños simplemente observan y esperan la señal para ofrecer algún servicio.

Imagen

Con una cerveza en la mano, y cómodamente ubicado, es posible ver como se desarrollan las actividades alrededor. No muy lejos, dos niños juegan en la playa a una distancia suficiente para que la marea cubra sus pies de vez en cuando, con no mas que una pala y un balde se construye algo mas que un simple castillo de arena, ahora se cuenta con un nuevo amigo de juegos.

La playa no es profunda y es posible caminar mar adentro sin alcanzar a humedecer el traje de baño, la arena es suave y la temperatura del agua es tan agradable que invita al relajamiento. Padre e hijo se adentran un poco mas allá, la lección del día esta a punto de ser aprendida, con mutua confianza, el niño poco a poco cumple el objetivo y logra sostenerse de la tabla haciendo que este momento sea el principio de una historia que en algunos años será comentada con orgullo por todos los miembros de la familia.

Imagen

Cae la tarde, con ella viento reduce su ímpetu, y es entonces que los deportistas de Kitesurfing ven como su motor natural los abandona y deben dar por terminada la jornada. Ahora es el tiempo de sacar el Kayak, armar los remos y adentrarse al mar, un imperio ha caído pero otro se ha levantado.

Cuando todo invitaba a la calma, de una manera inesperada, una sonrisa se acerca rápidamente sin dar tiempo a la reacción, un saludo sale de sus labios y sus manos se acercan para completar el ritual. Así como aparece se desvanece, dejando una curiosidad en el ambiente. Con la necesidad de una respuesta, no había que dejar escapar la única fuente, así que fue el momento de devolver favores y correr en busca de aquella sonrisa. Atrapada en medio de una de las chozas del lugar, sin lugar a escape, se revelo el misterio, una apuesta entre amigas había permitido conocerla. Dos bellas suizas disfrutaban desde hace una semana de los paisajes del Atlántico, pero lamentablemente su tiempo había terminado y era hora de marcharse.

Imagen

Tierra, viento y agua, elementos naturales que se encuentran en este maravilloso lugar al alcance de los mortales y que los podemos disfrutar a voluntad siempre y cuando respetemos sus leyes. El cuarto elemento, a pesar de no estar presente en forma directa, estaba reflejado en la chispa que había dado pie a esta increíble aventura. La combinación en ese pedacito de costa era perfecta, es ese momento que quieres congelar en el tiempo, que no quieres que termine, y que mantendrás en el corazón por siempre.

Anuncios

4 comentarios en “Puerto Velero

  1. Mi Willy me encantó el relato porque me transportó a ese lugar, me transmitiste aquello que percibiste en ese momento “mágico”. Gracias por compartirnos este instante. Me hubiera gustado que acompañaras el texto con más fotos que pintaran ese lugar. Un abrazo!

  2. Excelente narración, excelentes fotos amigo Will, me alegro muchísimo que te haya gustado este lugar mágico que esconde muy celosamente nuestro departamento, esperando a ser descubierto por personas como tu, que pueden admirar y disfrutar de la tranquilidad y su hermosa sencillez. Que se repita. saludos desde Bquilla

    1. Muchas Gracias Lucas, la vida esconde grandes sorpresas y jamas pensé que al descubrirlas iba a sentir tanta felicidad, hacer parte de esta historia me llena de esperanza y confío en que mi relato le haga honor a este hermoso lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s